• 19 de abril de 2024 5:20 PM

Radio Autentica Ubate

VOZ E IMAGEN DE VERDAD

Fiscalía obtuvo condena contra una mujer que causó la muerte de sus dos animales de compañía

En otro hecho fue condenado un hombre que atacó con arma blanca una yegua en San Juan de Rioseco en Cundinamarca.

La contundencia del material probatorio presentado por fiscales adscritos al Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma) de la Fiscalía General de la Nación, fue determinante para que jueces de la República condenaran a dos personas por causar graves afectaciones a animales en Cundinamarca.

Muerte de mascotas a manos de su dueña

El primer hecho ocurrió el 6 de marzo de 2022 en la localidad de Bosa en el sur de Bogotá, cuando Luz Dary Pérez Molina asesinó a Manchas y Negra, sus dos animales de compañía. Según la investigación, la mujer amarró a Negra de sus extremidades y la atacó con un arma blanca en el cuello, posteriormente hirió a Manchas de manera similar.

Vecinos del sector alertaron a las autoridades por lo sucedido, y unidades de la policía acudieron al lugar donde encontraron una nota en la cual la mujer indicaba que les había quitado la vida debido a su mala situación económica.

La agresora fue condenada a 10 meses de prisión por el delito de maltrato animal. Además, deberá pagar una multa de cuatro salarios mínimos legales mensuales vigentes (SMLMV), también fue inhabilitada para tener animales por el mismo tiempo de la condena.

Ataque con arma blanca a yegua

El segundo caso sucedió el 20 de febrero de 2022 en un criadero de caballos ubicado en la vereda La Mesita de San Juan de Rioseco (Cundinamarca). Yeferson Humberto González Quiroga fue sentenciado a 12 meses de prisión por su responsabilidad en el ataque con arma blanca a una yegua llamada Arcoíris. También fue inhabilitado para tener animales por el mismo tiempo de la sentencia.

El material de prueba recaudado evidenció que la equina se encontraba en estado de gestación y que a raíz de las heridas causadas sufrió traumas en las vértebras lumbares, sacras y tórax. Además, presentó hipotensión, taquicardia y pérdida considerable de volumen sanguíneo. A pesar de que recibió atención veterinaria de urgencias, la agresión le generó problemas de movilidad.

El procesado aceptó su responsabilidad en el delito de maltrato animal agravado y deberá pagar una multa de cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes (SMLMV).

Fuente: Fiscalía General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *